1 / OPTIMISMO

Un enfoque diferente: Fuera Prejuicios,
Optimismo y Diversión

Nos acercamos a cada joven desempleado sin ideas preconcebidas, los escuchamos sin pre-juicios ni juicios. Creemos que todos tienen talento, independientemente de su nivel de educación y por eso los llamamos desde el primer minuto project managers, porque creemos en ellos aunque aún no tengan un proyecto.

Los motivamos con actividades divertidas. No hay clases ni formación de oficios. Creemos en las pasiones, no en las obligaciones. Creemos que la manera de poner en marcha a estos jóvenes no es obligándoles a hacer cosas sino proponer actividades suficientemente atractivas para que deseen hacerlas.

2 / INSPIRACIÓN

Visitas estimulantes

Realizamos visitas a proyectos de personas como ellos que con pocos recursos y mucha creatividad han salido adelante. Por un lado queremos que se pregunten ¿si ellos pueden por qué yo no? y por otro lado estamos convencidos de que si conocen lugares nuevos, personas nuevas y proyectos nuevos, si salen de su zona de confort, algo les hará clic en la cabeza y surgirá la inspiración.

3 / RETOS SOCIALES

Aprender haciendo (el bien)

Retos en equipo propuestos por nosotros o por ellos mismos, divertidos, que les motiven y sean de beneficio a su comunidad. De esta manera consiguen logros con impacto social que ayudan:

- subir la autoestima.
– practicar y descubrir nuevas habilidades.
– perderle miedo a salir de su zona de confort.
– mejorar y diferenciar su CV.
y que hace que la comunidad les perciba de manera distinta.

4 / PROYECTOS Desarrollar el proyecto personal

Cuando el Project Manager se inspira empiezan a a surgir los proyectos personales, proyectos que surgen desde el interés y la pasión de cada persona, no desde una imposición externa, desde emprender, volver al cole, o el proyecto de buscar trabajo de manera consciente. Nosotros les ayudamos a iniciarlos y desarrollarlos, proporcionándoles las herramientas y plataformas necesarias para conseguirlo.